jueves, 2 de abril de 2009

LA CONQUISTA DEL COLOR PLANO



El uso del color plano en mis cuadros fue un hallazgo de 1990. Fue un quiebre más bien casual y sobre la marcha, ningún rayo, ningún sueño, ninguna piedra caída del Monte Fuji sobre mi cráneo.
Me habían dado una muestra en el CCR y sobre el tablero de mi viejo( yo no tenía taller) se juntaban unos cuadros expresionistoides espantosos , pletóricos de empastes y modulaciones , aproximaciones a una italianidad falsa como un dólar naranja.
Una parte de mí decía; mirá chabón todo el esfuerzo que representó hacer estos cuadros! Habría que mejorarlos un poco y mostrarlos así. Pero otra parte de mí, una especie de caja de disyuntores o similar, estaba llena de LEDS en rojo. Fue esta parte la que impuso su parecer.
Y me dije ; antes que nada, tengo que tapar esta porquerías!.
No tenía idea de qué color usar. Por algún motivo no quería usar blanco.
Me fijé en unas cartulinas negras que tenía dando vueltas ( me divertía dibujar con tinta blanca sobre papel negro, pero era un yeite entre miles ) y de repente me dije ; porqué no negro? Se necesita una higiene drástica. Después se verá ...
Así que cubrí mi prehistoria con loxon negro muy parejo, para que pudiera empezar la historia.
Y tracé imágenes nuevas con pintura blanca, silueteando.
Lo que resultó era una mezcla rara de Dubuffet , Haring, Paolozzi y Deira. Y algo de Cocteau, para que les voy a mentir. La verdad es que el mejunje no quedó nada mal.
Por una rara justicia los peores de estos cuadros se fueron rompiendo y hoy en día conservo sólo los mejores . Normalmente es al revés.

3 comentarios:

  1. oh, sobre la seminal muestra "todo es lindo" hablaré oportunamente, pacienca plis!

    ResponderEliminar